Caiana Revista académica de investigación en Arte y cultura visual

Caiana Nro17

Ana Garduño


La Colección Hammer en México. Raquel Tibol y la crítica institucional

La exhibición La colección de Armand Hammer, realizada en 1977 en el Museo del Palacio de Bellas Artes, reiteraba un canon estético hegemónico, dado que eran obras de cotizados creadores de la historia del arte occidental. México, país exportador de petróleo, decidió exhibir el acervo de este petrolero norteamericano justo en el año en que anunciaba un periodo de bonanza por el alza en los precios del crudo. Un sector de la comunidad artístico-política asumió que la muestra era una cortina de arte para encubrir oscuros negocios petroleros que fomentaban la dependencia económica y cultural hacia Estados Unidos, y que la exposición representaba un boicot a las estrategias de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).  Para instrumentar la muestra, se desdeñó el aparato cultural de Estado y la coordinación recayó en una asociación civil. Raquel Tibol, crítica de arte nacida en Argentina, quien gustaba presentarse como agente cultural independiente, hizo una defensa pública de la infraestructura oficial ninguneada, el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA). Al exigir la preservación del orden y respeto por las jerarquías institucionales preestablecidas, Tibol quiso evitar el quebrantamiento del sistema, con lo que desde su independencia laboral se erigió en salvaguarda de las prácticas oficiales tradicionales.



Palabras Claves: Colección Armand Hammer, Raquel Tibol, política estatal de exposiciones, crítica institucional, Instituto Nacional de Bellas Artes.

Ver artículo completo


ver número